¿Qué es un ataque de pánico o de ansiedad?

Cada día son mas frecuentes las personas que experimentan ataques de pánico o de ansiedad. Son una experiencia muy intensa y desagradable en la que no parece haber una razón aparente pero la persona comienza a sentir mucha ansiedad, miedo, angustia.
Las personas que los padecen, en muchos casos, no saben lo que les esta ocurriendo, esto les genera mucha incertidumbre y miedo.
Estos ataques se suelen confundir, debido a sus síntomas físicos, con ataques al corazón o con enfermedades cardiacas graves, por lo que muchos pacientes terminan en la sala de urgencias.

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de pánico?

Los síntomas, aunque combinados de distintas formas, pueden ser los siguientes:

  • Dolor o opresión en el pecho
  • Sudoración
  • Taquicardia
  • Temblores
  • Dificultas para respirar o sensación de ahogo
  • Náuseas
  • Mareos y desmayos
  • Acaloramientos
  • Escalofríos
  • Sensación de pérdida de control
  • Sensación de irrealidad
  • Hormigueo en las extremidades
  • Miedo a morir.
¿Cómo tratar un ataque de pánico?

El cuerpo habla, manda una señal para indicar que algo no esta bien, puede ser de forma física como cuando tenemos una infección o un virus y se manifiesta mediante fiebre. Cuando hay un malestar emocional, el cuerpo también habla. Si dejamos pasar, las manifestaciones se hacen mas grandes tanto como un ataque de pánico.

La ansiedad tiene factores inconscientes por eso, las personas no pueden decir porque les ocurren estas situaciones, estos ataques, porque los desborda la ansiedad. Las razones están en su inconsciente, están veladas.

El tratamiento de los ataques de pánico y de la ansiedad consisten en dar lugar a la palabra, en escuchar los síntomas, la historia y la vida emocional del paciente, de hacer consiente lo inconsciente ordenando todos los elementos para que su malestar deje de ser un enigma sin sentido. Que surjan los conflictos inconscientes olvidados, negados o invisibles, que son la base al ataque de pánico.

Con esta técnica, los pacientes logran reducir su malestar y reorganizar su vida en muchos más aspectos que solo los ataques de pánico o la ansiedad y no hacen falta medicación o técnicas de control o exposición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.