¿Qué son las fobias en un niño o adolescente?

Al igual que en los adultos, las fobias son un miedo irracional hacia un objeto o situación o la anticipación ante estas circunstancias. Una fobia es un temor extremadamente intenso frente a una situación o algo determinado. Es un tipo de temor que no desaparece. Un niño que sufre una fobia sentirá temor de algo cada vez que vea o experimente eso.

Es común que los niños y adolescentes sientan temor frente a determinadas situaciones: una prueba difícil en la escuela, escuchar truenos o pasar junto a un perro gruñendo. Hay miedos que aparecen en los niños y adolescentes que no interfieren en su desarrollo normal y que de la misma manera que aparecen, desaparecen. Esto no se consideran fobias.

La raíz de estos miedo es la ansiedad (articulo ansiedad en niños) para la que los niños no cuentan con tantas herramientas para defenderse y la desplazan a un objeto fóbico el cual pueden evitar. Las fobias en los niños afectan sus rutinas y actividades normales trastocando también a familiares y personas de sus círculos cercanos.

Algunos de los tipos más comunes de fobia en los niños son:

  • Animales
  • Sangre
  • Alturas
  • Espacios cerrados o abiertos
  • Volar o ir en coche
Fobia social

Se manifiesta como temor a hablar con los adultos como profesores o entrenadores o incluso a sentir pánico de pasar frente a sus compañeros cuando necesita salir al baño y ya ni se diga participar en clase o responder una pregunta. También influye en otros aspectos fuera del colegio como fiestas de cumpleaños o disfrutar de las reuniones. La clave de esto es la incapacidad de disfrutar, de la vida, del colegio y de sus relaciones familiares y sociales.

La fobia social suele confundirse con la timidez, (articulo sobre timidez) pero no es lo mismo. Los niños con fobia social se ven superados por su temor a las personas y las situaciones que lo rodean, aunque por dentro deseen salir y tener muchos amigos. La fobia social va mas allá de la vergüenza o de tener padres tímidos y haber aprendido esta característica de ellos, es una situación incapacitante, que impide relacionarse y puede tener consecuencias en el desarrollo y en la socialización del niño que la padece.

Mutismo selectivo

Mutismo selectivo es lo que se conoce cuando ante situaciones especificas, generalmente sociales, los niños se ven incapacitados para hablar, cuando el niño habla naturalmente. En situaciones como un contexto escolar, en casa o en otro tipo de escenarios, el niño no puede hablar ni desenvolverse naturalmente.

¿Cuáles son los síntomas de una fobia en niños o adolescentes?

Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Temor o ansiedad intensos cundo se ven expuestos o anticipan la presencia o exposición al objeto o situación especifica
  • Crisis nerviosas
  • Aumento de rabietas y del llanto sin explicación
  • Aumento de dolencias físicas sin explicación medica aparente
  • Reacción ansiosa que puede tomar la forma de un ataque de pánico frente a estímulos que generan fobia.
  • Búsqueda de estrategias a fin de evitar los estímulos que generan fobia.
  • Taquicardia
  • Mareos o vértigos
  • Respiración acelerada y agitada
  • Nauseas
  • Escalofríos
  • Dificultad para concentrarse.
  • Trastornos de sueño.
  • Pérdida del apetito.
  • Temor a separarse de los padres.
  • Diarreas sin explicación medica.
  • Tensión muscular.
  • Enrojecimiento.
En la fobia social
  • Miedo a la frustración social y hacer el ridículo
  • Dificultad e incluso rechazo a relacionarse con niños/as de su edad
  • Síntomas físicos: sonrojarse, temblores, sudores, etc.
  • Incapacidad para hablar y participar ante muchas personas
  • Angustia ante la expectativa de relacionarse
  • Temor excesivo a participar en clase delante de los compañeros.
  • Evitación e inhibición en la interacción con personas de su edad y con adultos.
  • Evitación de los trabajos escolares o juegos en grupo.
  • Negarse a asistir a la escuela.
  • Temor exagerado a hacer el ridículo delante de otros.
  • Negarse a realizar actividades extracurriculares debido a la ansiedad que le provoca el tener que relacionarse con los demás.
¿Cómo tratar las fobias?

Los niños y adolescentes que sufren de fobia social se sienten solos y sienten que han perdido oportunidades de disfrutar y hacer amigos. Sienten que no saben aprovechar el cole al máximo porque les da miedo participar o leer en clase. Les impide que prueben cosas nuevas y que desarrollen habilidades y gustos o hobbies.

El abordaje de las fobias se lleva a cabo mediante el trabajo con niños y adolescentes, con sus familiares y sus colegios.

Indagando en las situaciones que provocan estos síntomas mediante técnicas como juegos, títeres, plastilina, dibujo y por supuesto, la escucha activa, intentaremos que los niños y adolescentes lleguen al origen de su malestar y comiencen a retomar sus vidas y a incluirse en nuevas actividades y disfrutarlas. Las fobias son síntomas complejos que afectan la vida de los niños y adolescentes y las personas que los rodean. La medicación no es especifica, no se sabe las consecuencias que tiene a largo plazo y causa efectos secundarios, por lo que intentamos un enfoque libre de ella.

 

 

 

¿Qué es la depresión infantil o juvenil?

La depresión es un estado del animo que se manifiesta mediante tristeza profunda que permanece por largos periodos de tiempo, tanto en adultos como en jóvenes y niños. Los niños y jóvenes suelen tener menos recursos para manejar sus propias emociones y esto hace que tengan mayores dificultades para manejar y superar estos estados depresivos.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión en niños y adolescentes?

Los niños y adolescentes suelen presentar los mismos síntomas que los adultos. Las mayores diferencias pueden darse en la expresión de los síntomas, ya que no tienen tantas herramientas para expresarse:

  • Animo deprimido: muchas veces los mas pequeños pueden expresarlo mediante molestias físicas imprecisas, poca comunicación visual o una expresión facial triste.
  • Animo irritable: por ejemplo, una conducta agresiva o colérica y hostil.
  • Perdida de interés: hacia el entorno, por ejemplo, incapacidad de disfrutar de actividades extraescolares o juegos.
  • Falta de energía: no quieren ir al colegio, no juegan, no hablan, en casa se les ve desanimados, etc.
  • Reproches y expresiones de auto-desvalorización.
  • Sentimientos de culpa excesivos o inapropiados.
  • Incapacidad para concentrarse o tomar decisiones: se pueden observar en un bajo rendimiento escolar.
  • Alteraciones del sueño.
  • Variaciones del peso: por lo general aumento de peso y comer con ansiedad.
  • Quejas somáticas como dolores de cabeza o tripa.
  • Pensamientos sobre la muerte o el suicidio.
  • En los adolescentes también es llamativo cambios de actitud repentinos, sin justificación alguna y sin una explicación relacionada con la adolescencia normal.
  • En los adolescentes también abuso excesivo de alcohol o drogas.
  • Aislamiento social.
  • Menos atención a la higiene personal o a la apariencia.
¿Cuáles son las causas de la depresión infantil?

En los niños existen distintos factores que interactúan como las relaciones familiares y sociales, el colegio:

  • Duelo o perdida de un ser querido o de algo importante para ellos.
  • Enfermedades de los padres, hermanos o de alguien cercano.
  • Pobreza o perdida repentina de recursos económicos.
  • Mala relación de los padres entre si o con los hijos.
  • Divorcio.
  • Maltrato físico.
  • Negligencia en los cuidados como higiene, alimentación o educación.
  • Abandono.
  • Baja autoestima.
  • Problemas en la sociabilidad.
  • Bullying (acceso directo al articulo)
¿Cuáles son las causas de la depresión en adolescentes?

La adolescencia es una etapa con altibajos emocionales y hormonales y muchas veces se experimentan síntomas de tristeza, falta de motivación y apatía.
Puede sospecharse de una depresión si los síntomas son continuados en el tiempo, si comienzan a interferir con su vida, si se sienten abrumados y superados por situaciones de la vida cotidiana. También si comienzan a manifestar ideas o inquietudes relacionadas con el suicidio.

Alunas causas de depresión en adolescentes son:

  • Duelo o perdida de un ser querido o de algo importante para ellos.
  • Familias disfuncionales o conflictivas.
  • Divorcio.
  • Abandono.
  • Homosexualidad, bisexualidad, transexualidad y conflictos o dudas sobre su sexualidad.
  • Baja autoestima.
  • Bullying (acceso directo a articulo)
  • Enfermedades de los padres, hermanos o de alguien cercano.
  • Maltrato físico, violencia o haber sido testigo de violencia hacia otros.
  • Estrés excesivo y presión que no pueden manejar.
  • Sensación y precepción de un futuro desalentador.
¿Cómo tratar la depresión en niños y adolescentes?

Con un enfoque familiar, buscamos trabajar con los familiares y con los pacientes para averiguar el origen de la depresión. Entendemos que muchas veces los síntomas de los hijos, ponen de manifiesto situaciones familiares o en la pareja parental que es necesario elaborar para llegar a los orígenes de la depresión.

En muchas ocasiones también se trabaja o se mantiene un estrecho contacto con el colegio por si allí se estuvieran produciendo situaciones que agravan la depresión.

En los casos de depresión infantil muchas veces se echa mano de otros recursos como pintar, dibujar, títeres, plastilina, etc. También, por supuesto, la escucha activa de los niños y que encuentren un ambiente de confianza donde expresarse. Con los adolescentes la escucha activa y que encuentren un espacio seguro para expresar sus emociones es fundamental para que encuentren un alivio a sus síntomas depresivos y a las situaciones propias de la adolescencia que les cueste manejar.

En estos casos nos esforzamos por que los pacientes encuentren soluciones sin recurrir a la medicación ya que podría verse afectado su desarrollo, a demás de sufrir efectos secundarios y consecuencias a largo plazo hasta ahora desconocidas.