¿Qué son las fobias?

Lo que popularmente conocemos como fobia es un miedo irracional, excesivo y persistente desencadenado ante un objeto o situación o ante la anticipación de este. Este miedo irracional puede interferir negativamente en la vida de las personas.

Profundizando un poco más hablamos de angustia o por usar un termino más coloquial, de ansiedad, sin embargo, esta es una ansiedad interna y para no sentirla internamente la localizamos fuera, donde podemos evitarla fácilmente.

Ya que las fobias tienen esta cualidad de localizar el peligro fuera de sí, muchas personas pueden convivir con sus fobias ya que sencillamente evitan el objeto fóbico, y así evitan la ansiedad. La situación se complica cuando evitar el objeto fóbico empieza a restringir la libertad de las personas. También cuando la ansiedad aumenta internamente y entonces ya no es un solo objeto, sino que ahora, son más objetos los que causan esta fobia y limitan mucho más la vida de las personas que las sufren.

Cuando se tiene miedo a algo objetivamente peligroso, por ejemplo un león, esto no se considera una fobia. Por el contrario si se tiene miedo, terror, pánico a algo, normalmente inocuo o inofensivo como un ratón en entonces si que podemos hablar de fobia.

Existen muchos tipos de fobias, aquí los más significativos:

Tipos de fobias
  • A animales como perros, pájaros o insectos
  • A conducir (amaxofobia)
  • A volar en avión, ir en autobús o transporte publico, a los túneles, puentes  o ascensores
  • A las alturas
  • A los fenómenos atmosféricos y de la naturaleza como tormentas, precipicios o al agua
  • Fobia social: miedo a sentirse observado por los demás, por ejemplo, hablando en público
  • A los espacios abiertos (agorafobia)
  • A la sangre como ver sangre o heridas o a las inyecciones
  • A adquirir una enfermedad o a los gérmenes
  • A lavarse o a tomar un baño o una ducha (ablufobia)
¿Cuáles son los síntomas de una fobia?
  • Pánico y miedo sin razón aparente
  • Taquicardia
  • Ansiedad
  • Temblores
  • Falta de aire sin razón medica
  • Temblores
  • Sensación de ahogo, mareo o desmayo
  • Malestar estomacal o dolor sin razón medica
  • Un fuerte deseo de huir
  • Evitación
  • Temor a perder el control o enloquecer
  • Sensación de nerviosismo
  • Temor a morir
  • Ataques de pánico
¿Cómo tratar las fobias?

Las fobias no son un síntoma simple, debido a su complejidad y a su influencia en otras áreas de la vida del paciente el tratamiento de las fobias requiere un trabajo de psicoterapia integral.

Mediante la escucha activa el paciente explora y profundiza en su personalidad para llegar a la angustia interna original y así desligar el afecto con la representación del objeto fóbico, para que así puedan ser tolerados y causen menos ansiedad.  Al mismo tiempo otras áreas de su vida mejoraran con la desaparición de estos síntomas.

La medicación que se suele dar consiste en ansiolíticos, pero estos no van a la raíz del problema, que si no se trata, podría desplazarse simplemente a otro objeto fóbico. Por lo tanto nuestro método consiste en psicoterapia, sin medicamentos, sin efectos secundarios, sin ejercicios ni deberes en casa. Mediante la reflexión y el autoconocimiento, la escucha activa y la orientación del paciente para que por si mismo encuentre el origen y las soluciones a su ansiedad.

 

¿Qué es un ataque de pánico o de ansiedad?

Cada día son mas frecuentes las personas que experimentan ataques de pánico o de ansiedad. Son una experiencia muy intensa y desagradable en la que no parece haber una razón aparente pero la persona comienza a sentir mucha ansiedad, miedo, angustia.
Las personas que los padecen, en muchos casos, no saben lo que les esta ocurriendo, esto les genera mucha incertidumbre y miedo.
Estos ataques se suelen confundir, debido a sus síntomas físicos, con ataques al corazón o con enfermedades cardiacas graves, por lo que muchos pacientes terminan en la sala de urgencias.

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de pánico?

Los síntomas, aunque combinados de distintas formas, pueden ser los siguientes:

  • Dolor o opresión en el pecho
  • Sudoración
  • Taquicardia
  • Temblores
  • Dificultas para respirar o sensación de ahogo
  • Náuseas
  • Mareos y desmayos
  • Acaloramientos
  • Escalofríos
  • Sensación de pérdida de control
  • Sensación de irrealidad
  • Hormigueo en las extremidades
  • Miedo a morir.
¿Cómo tratar un ataque de pánico?

El cuerpo habla, manda una señal para indicar que algo no esta bien, puede ser de forma física como cuando tenemos una infección o un virus y se manifiesta mediante fiebre. Cuando hay un malestar emocional, el cuerpo también habla. Si dejamos pasar, las manifestaciones se hacen mas grandes tanto como un ataque de pánico.

La ansiedad tiene factores inconscientes por eso, las personas no pueden decir porque les ocurren estas situaciones, estos ataques, porque los desborda la ansiedad. Las razones están en su inconsciente, están veladas.

El tratamiento de los ataques de pánico y de la ansiedad consisten en dar lugar a la palabra, en escuchar los síntomas, la historia y la vida emocional del paciente, de hacer consiente lo inconsciente ordenando todos los elementos para que su malestar deje de ser un enigma sin sentido. Que surjan los conflictos inconscientes olvidados, negados o invisibles, que son la base al ataque de pánico.

Con esta técnica, los pacientes logran reducir su malestar y reorganizar su vida en muchos más aspectos que solo los ataques de pánico o la ansiedad y no hacen falta medicación o técnicas de control o exposición.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una respuesta adaptativa que tiene nuestro organismo para enfrentar una amenaza o un peligro inminente. Nos ayuda a estar alerta para poder responder rápidamente ante cualquier cosa. Para que el organismo este preparado se aceleran el ritmo cardiaco y respiratorio, los sentidos se agudizan. Hay una sensación de miedo y vértigo, de que la vida esta en peligro y por eso hay que huir. También sensaciones de miedo y perdida de control. Todo esto pretende ser una respuesta automática ante el peligro.

El problema es cuando la ansiedad que sentimos es desproporcionada, no se calma con nada y no surge ante un problema inminente. Esta presente todo el tiempo, nos paraliza, incapacita y nos provoca síntomas físicos y problemas de salud.

Muchas personas viven con ansiedad casi todos los días y a todas horas, y casi siempre, sin razón aparente. Esta ansiedad se puede disparar ante situaciones familiares como peleas con los padres, hijos o pareja. También ante situaciones escolares o laborales como exposiciones ante compañeros y también exámenes o pruebas, entrevistas de trabajo, etc. Las relaciones sociales también disparan la ansiedad, por ejemplo, las citas, las relaciones amorosas o sexuales, las fiestas y reuniones, etc. Si esta ansiedad aumenta puede provocar los popularmente conocidos ataques de pánico (aquí un enlace a los ataques de pánico)

Tipos de ansiedad
  • Ansiedad general
  • Fobias
  • Ataques de pánico
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

Cada persona es única y la ansiedad que experimenta tiene razones muy particulares, pero algunos síntomas, pueden ser comunes para todos:

Síntomas corporales:


  • Sequedad de boca, mareos, sudoración excesiva, perdida de consciencia
  • Palpitaciones, pulso rápido, sensación de calor en el cuerpo, tensión arterial alta
  • Sensaciones se sofoco, ahogo, opresión en el pecho
  • Náuseas, vómitos, diarrea, gases, molestias digestivas
  • Hacer pis frecuentemente, enuresis, eyaculación precoz, frigidez, impotencia
  • Temblores, tensión muscular, hormigueo, dolor de cabeza tensional, fatiga excesiva

Síntomas motores:

  • Hiperactividad
  • Movimientos torpes y desorganizados
  • Movimientos repetitivos
  • Paralización motora
  • Tartamudeo
  • Dificultades de expresión verbal

Síntomas observables:


  • Incertidumbre
  • Conductas de evitación
  • Dificultades para conciliar o mantener el sueño
  • Disfunciones sexuales (exceso o inhibición del deseo sexual)
  • Fumar demasiado
  • Comer en exceso o lo contrario perdida del apetito
  • Beber alcohol en exceso

Síntomas subjetivos o a nivel de pensamiento:

  • Pensamientos recurrentes
  • Obsesiones
  • Preocupación sin motivo aparente
  • Inseguridad
  • Miedo y aprensión
  • Pensamientos negativos, pensamientos de incapacidad y de inferioridad
  • Pensamientos catastróficos
  • Sensación de perdida de control
  • Dificultad para pensar con claridad
  • Dificultad para concentrarse o para tomar decisiones
  • Culpa
¿Cómo tratar la ansiedad?

Nuestro enfoque esta centrado en ir al origen de la ansiedad. En cada persona es diferente, aunque siempre hay un momento en el que se origina, se dispara. Siempre hay una causa, aunque el paciente no la sepa o no la tenga clara. El miedo, la culpa, la timidez, la inseguridad y la baja autoestima, entre otras cosas, pueden ser causantes de ansiedad.

Mediante la escucha activa y la orientación el paciente llega a reducir los síntomas y encontrar los orígenes de su ansiedad, a construir estrategias para afrontar momentos y situaciones que le produzcan ansiedad. El paciente logrará aumentar su autoestima y su seguridad para poder enfrentarse a situaciones de la vida.

Sin medicamentos, sin efectos secundarios, sin ejercicios ni deberes en casa. Mediante la reflexión y el autoconocimiento, la escucha activa y la orientación del paciente para que encuentre por si mismo las soluciones a su malestar.

¿QUÉ ES UN ATAQUE DE PÁNICO O DE ANSIEDAD?