Celos en la pareja: por qué se producen y cómo eliminarlos

Publicado por:

Los celos son una emoción intensa que causa muchos problemas en las parejas. Las personas que sienten celos, se sienten inquietas y sospechosas ante la pareja y sus relación con otras personas, porque tienden a formar vínculos exclusivos y posesivos en sus relaciones.

Los celos pueden ser leves, moderados o patológicos, pero es importante entender que no son sanos, que no son signo de amor ni de confianza entre la pareja. Las personas que sienten celos están dominadas por el miedo, miedo a perder algo que piensan que les pertenece. Sienten emociones intensas, llenas de irrealidad, que pueden estar relacionadas con sensaciones de exclusión y de abandono, con experiencias del pasado, con inseguridades y baja autoestima.

Como los celos casi siempre tienen que ver con personas inseguras, dependientes y con baja autoestima, es importante entender y reconocer que vienen del interior, que son una proyección de las inseguridades y de las situaciones no resueltas de la persona.

Para eliminar los celos, primero hay que reconocerlos, aceptar que son provocados por uno mismo, reconocer los signos y buscar ayuda, normalmente, de un profesional.

Las personas celosas muestran ciertos rasgos en común:

  • Son personas que no les gusta estar solas o que no saben estarlo.
  • Que controlan o quieren controlar cada detalle de sus vidas y de las vidas de los demás.
  • Que no toleran bien la frustración.
  • Con baja autoestima e inseguridad.
  • Que repiten vínculos posesivos y dependientes con familiares y amigos y con sus parejas.

El trabajo interior ayuda a las personas celosas a elaborar situaciones no resueltas del pasado y a mejorar sus relaciones interpersonales. A trabajar la confianza en si mismos y a identificar las situaciones que disparan sus celos.

Los celos también se pueden evitar de forma conjunta en la pareja. Fortaleciendo la pareja, la confianza en el otro y la comunicación. Manteniendo relaciones sanas con las personas allegadas, los familiares, amigos e hijos y siempre tratando de priorizar y ponerse en el lugar de la pareja: Por ejemplo, pasar tiempo juntos, salir del trabajo o al universidad y si la pareja esta en casa volver con ella o invitarlo a las actividades y reuniones y no irse de cañas con los colegas, salvo que sea algo acordado por la pareja y de vez en cuando.

Intentar ir a las reuniones juntos, ya sean familiares o sociales y que los amigos y familiares los vean como un equipo, que hace cosas juntos, que no van el uno sin el otro.

En cuanto a las reuniones familiares, son muy pocas las razones por las que la pareja no pueda asistir junta, pero es común que haya interferencias por parte de las familias o que los miembros no se lleven bien, pero, es importante, hacer un frente común, formar un equipo, una familia propia y acostumbrar a los demás a que la pareja es prioridad y que viene con uno o no viene ninguno.

En el caso de los amigos, muchas veces nos reunimos solo chicas o solo chicos o nos apetece tomarnos un café con un amigo o amiga, las relaciones sociales son importantes y también no perder nuestra individualidad, conservar nuestra personalidad y nuestra libertad, conservar nuestras amistades y no centrarnos solo en nuestra pareja. Por eso es tan importante el trabajo individual y el fortalecimiento de la autoestima, para confiar en nuestra pareja cuando quiera irse con amigos.

Pero también es importante ponernos en el lugar de nuestra pareja, no hacer nada que no nos gustaría que nos hicieran, no provocar situaciones que le causen inseguridad o celos. Intentar provocar situaciones para que nuestra pareja se relacione con nuestros amigos o colegas y que las fiestas exclusivas sin pareja no sean tan frecuentes que de la impresión de que estamos solteros o que no queremos pasar tiempo con nuestra pareja.

Aprender a identificar las situaciones que pudieran causar daño o desagradar a nuestra pareja. Evitar provocar o ponernos en situaciones que puedan generarle celos. No quiere decir que dejemos de salir o de hacer cosas, solo que seamos más empáticos y sensibles hacia el otro, respetuosos de sus sentimientos y tolerantes con sus inseguridades.

Porque si bien es verdad que los celos son lago interno, hay ocasiones en que el otro, quizá, sin darse cuenta, nos expone a nuestra vulnerabilidad, a nuestra inseguridad y desconfianza. Por ejemplo, sale todas las noches después del trabajo o universidad con colegas, o todos los fines de semana con amigos, o incluso, se manda whatsapps, donde le cuenta intimidades de la pareja a un amigo o amiga.

El respeto a la pareja y a los sentimientos del otro son una de las mejores formas de evitar los celos, tomar al otro en cuenta y no hacer nada que no nos gustaría que nos hicieran. Ser un equipo y disfrutar del tiempo en pareja, tener buena comunicación y confiar el uno en el otro.

Que los celos no sean un tema tabú en la pareja, compartir con esta nuestros miedos e inseguridad nos ayudara a construir una base de confianza, también a identificar si hay algo que falta o no va bien en la pareja o en nosotros mismos y entonces buscar ayuda y trabajar en ello, para salir fortalecido de esta crisis como pareja y como persona.

 

 

 

 

 

0

Añadir un comentario