Coronavirus y niños

Nos estamos enfrentando a una situación extraordinaria y a los más peques les esta causando mella.

He preparado una guía con algunos consejos para padres sobre este tema y también con algunos enlaces que os podrían ayudar con ideas para mantener una rutina.

Si quieres acceder a la guía de consejos pulsa aquí.

Algunas puntuaciones importantes sobre el tema:

  • Los niños necesitan estructuras y rutinas, esto los ayuda en su día a día y en estas circunstancias tiene muchas ventajas:
    • Les hace el tiempo más manejable
    • Ayuda a controlar y canalizar su energía
    • Mejora las relaciones familiares ya que les dedicamos tiempo a hacer actividades que les gustan
  • Los deberes y el tiempo que dedican a hacer cosas del cole son importantes y los mantiene conectados con sus amigos, sus profesores y su vida de antes, pero no hay que caer en la trampa de hacerlos por ellos o dedicarles demasiado tiempo, son su responsabilidad.
  • El hecho de tener una rutina no significa que debamos de estar todos juntos todo el tiempo, es importante tener tiempo para que cada uno haga cosas que le gusten y así el tiempo que pasemos en familia será más agradable.
  • No olvidemos que los adultos somos nosotros y somos su referencia:
    • Con el tema del coronavirus, que tengan la información que puedan manejar y entender y que seamos nosotros los que se la transmitamos.
    • Que si tenemos que trabajar o hacer otra cosa ellos pueden estar con nosotros haciendo lo suyo pero tienen que respetar que tenemos nuestras responsabilidades.
    • En cuanto a nuestras emociones, es importante que hablemos de ellas y seamos sinceros, pero no hay que transmitir alarma ni miedo y si la situación sale de nuestras manos, buscar apoyo de un familiar o de un profesional.

Espero que esta guía sea de utilidad en estos momentos y que os ayude a vivir esta situación de la mejor manera posible.

¿Qué son las fobias?

Lo que popularmente conocemos como fobia es un miedo irracional, excesivo y persistente desencadenado ante un objeto o situación o ante la anticipación de este. Este miedo irracional puede interferir negativamente en la vida de las personas.

Profundizando un poco más hablamos de angustia o por usar un termino más coloquial, de ansiedad, sin embargo, esta es una ansiedad interna y para no sentirla internamente la localizamos fuera, donde podemos evitarla fácilmente.

Ya que las fobias tienen esta cualidad de localizar el peligro fuera de sí, muchas personas pueden convivir con sus fobias ya que sencillamente evitan el objeto fóbico, y así evitan la ansiedad. La situación se complica cuando evitar el objeto fóbico empieza a restringir la libertad de las personas. También cuando la ansiedad aumenta internamente y entonces ya no es un solo objeto, sino que ahora, son más objetos los que causan esta fobia y limitan mucho más la vida de las personas que las sufren.

Cuando se tiene miedo a algo objetivamente peligroso, por ejemplo un león, esto no se considera una fobia. Por el contrario si se tiene miedo, terror, pánico a algo, normalmente inocuo o inofensivo como un ratón en entonces si que podemos hablar de fobia.

Existen muchos tipos de fobias, aquí los más significativos:

Tipos de fobias
  • A animales como perros, pájaros o insectos
  • A conducir (amaxofobia)
  • A volar en avión, ir en autobús o transporte publico, a los túneles, puentes  o ascensores
  • A las alturas
  • A los fenómenos atmosféricos y de la naturaleza como tormentas, precipicios o al agua
  • Fobia social: miedo a sentirse observado por los demás, por ejemplo, hablando en público
  • A los espacios abiertos (agorafobia)
  • A la sangre como ver sangre o heridas o a las inyecciones
  • A adquirir una enfermedad o a los gérmenes
  • A lavarse o a tomar un baño o una ducha (ablufobia)
¿Cuáles son los síntomas de una fobia?
  • Pánico y miedo sin razón aparente
  • Taquicardia
  • Ansiedad
  • Temblores
  • Falta de aire sin razón medica
  • Temblores
  • Sensación de ahogo, mareo o desmayo
  • Malestar estomacal o dolor sin razón medica
  • Un fuerte deseo de huir
  • Evitación
  • Temor a perder el control o enloquecer
  • Sensación de nerviosismo
  • Temor a morir
  • Ataques de pánico
¿Cómo tratar las fobias?

Las fobias no son un síntoma simple, debido a su complejidad y a su influencia en otras áreas de la vida del paciente el tratamiento de las fobias requiere un trabajo de psicoterapia integral.

Mediante la escucha activa el paciente explora y profundiza en su personalidad para llegar a la angustia interna original y así desligar el afecto con la representación del objeto fóbico, para que así puedan ser tolerados y causen menos ansiedad.  Al mismo tiempo otras áreas de su vida mejoraran con la desaparición de estos síntomas.

La medicación que se suele dar consiste en ansiolíticos, pero estos no van a la raíz del problema, que si no se trata, podría desplazarse simplemente a otro objeto fóbico. Por lo tanto nuestro método consiste en psicoterapia, sin medicamentos, sin efectos secundarios, sin ejercicios ni deberes en casa. Mediante la reflexión y el autoconocimiento, la escucha activa y la orientación del paciente para que por si mismo encuentre el origen y las soluciones a su ansiedad.

 

¿Qué es el estrés?

Aunque en ocasiones ansiedad y estrés se usan como sinónimos, son síntomas con orígenes diferentes. La ansiedad es una alerta ante una amenaza o peligro y normalmente es algo interno, mientras el estrés es una respuesta al cambio y normalmente es debido a algo externo.

El estrés normal es una respuesta fisiológica y psicológica ante cambios o situaciones del exterior. Si esta respuesta se prolonga en el tiempo o ocurre muy a menudo, se conoce como estrés agudo. En el estrés agudo la respuesta fisiológica y psicológica es intensa y a corto plazo desaparece, pero ya ha causado daños psicológicos y corporales y nos ha dejado agotados.

Otro tipo de estrés es el estrés crónico, esto quiere decir que aunque el estimulo estresante desaparezca, la respuesta no desaparece, el cuerpo mantiene su situación alarmante.
Muchas veces nos damos cuenta que sufrimos estrés crónico por afecciones en cuerpo y en nuestra salud.

¿Cuáles son los síntomas del estrés?

Algunos de los síntomas de estrés pueden ser:

Síntomas psicológicos:

  • Miedo
  • Rumiaciones o pensamientos rumiantes
  • Confusión
  • Ansiedad
  • Depresión

Síntomas conductuales:

  • Llanto
  • Bruxismo (apretar la mandíbula)
  • Tics
  • Aumento o exceso de consumo de alcohol o drogas
  • Aumento en la ingesta de alimentos o comer por ansiedad
  • Trato brusco o borde a los demás

Síntomas físicos:

  • Dolores de cabeza
  • Tensión muscular
  • Cansancio
  • Insomnio o problemas de sueño
  • Molestias o dolores de estomago
  • Problemas en la piel como eczema, dermatitis, etc.
  • Problemas sexuales
¿Cuáles son las causas del estrés?

Hay muchas causas de estrés. Puede provocarse por una sola causa o la acumulación de varias de ellas, a continuación denominamos algunas:

  • Verse sobrepasado por tareas diarias
  • Mudanza o cambio de residencia
  • Cambio a una escuela nueva
  • Relaciones sociales y familiares
  • Enfermedades propias y de personas cercanas
  • Insomnio
  • Preocupaciones
  • Obsesiones
  • Muerte de personas cercanas
  • Divorcio
  • Separación
  • Matrimonio
  • Desempleo y paro
  • Jubilación
  • Problemas sexuales
  • Cambios importantes en las condiciones de vida
  • Cambios importantes a nivel económico
  • Cambios importantes en el trabajo
  • Cambio de empleo
  • Problemas con el jefe
  • Cambio en el horario o condiciones de trabajo
  • Aumento de responsabilidades familiares o laborales
  • Cambios importantes de la pareja
  • Llegada de nuevos miembros a la familia
  • Embarazo
  • Maternidad y paternidad
  • Problemas de los hijos
  • Hipotecas o préstamos
  • Cambios en los hábitos como sueño o alimentación
  • Vacaciones
  • Navidades
¿Cómo tratar el estrés?

Lo más importante es que en cuanto detectemos que el estrés nos supera, que se vuelve crónico o agudo, pidamos ayuda a un psicólogo. El estrés da pequeños avisos, alarmas, que si no les hacemos caso pueden tener consecuencias en nuestro cuerpo y en nuestras relaciones.

Nuestro enfoque se basar en localizar las fuentes de estrés y proporcionar herramientas para transformarlo en positivo y para aprender a gestionarlo mejor. También encontrar la fuerza, las estrategias y herramientas para hacer los cambios necesarios para tener un mínimo de estrés.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una respuesta adaptativa que tiene nuestro organismo para enfrentar una amenaza o un peligro inminente. Nos ayuda a estar alerta para poder responder rápidamente ante cualquier cosa. Para que el organismo este preparado se aceleran el ritmo cardiaco y respiratorio, los sentidos se agudizan. Hay una sensación de miedo y vértigo, de que la vida esta en peligro y por eso hay que huir. También sensaciones de miedo y perdida de control. Todo esto pretende ser una respuesta automática ante el peligro.

El problema es cuando la ansiedad que sentimos es desproporcionada, no se calma con nada y no surge ante un problema inminente. Esta presente todo el tiempo, nos paraliza, incapacita y nos provoca síntomas físicos y problemas de salud.

Muchas personas viven con ansiedad casi todos los días y a todas horas, y casi siempre, sin razón aparente. Esta ansiedad se puede disparar ante situaciones familiares como peleas con los padres, hijos o pareja. También ante situaciones escolares o laborales como exposiciones ante compañeros y también exámenes o pruebas, entrevistas de trabajo, etc. Las relaciones sociales también disparan la ansiedad, por ejemplo, las citas, las relaciones amorosas o sexuales, las fiestas y reuniones, etc. Si esta ansiedad aumenta puede provocar los popularmente conocidos ataques de pánico (aquí un enlace a los ataques de pánico)

Tipos de ansiedad
  • Ansiedad general
  • Fobias
  • Ataques de pánico
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

Cada persona es única y la ansiedad que experimenta tiene razones muy particulares, pero algunos síntomas, pueden ser comunes para todos:

Síntomas corporales:


  • Sequedad de boca, mareos, sudoración excesiva, perdida de consciencia
  • Palpitaciones, pulso rápido, sensación de calor en el cuerpo, tensión arterial alta
  • Sensaciones se sofoco, ahogo, opresión en el pecho
  • Náuseas, vómitos, diarrea, gases, molestias digestivas
  • Hacer pis frecuentemente, enuresis, eyaculación precoz, frigidez, impotencia
  • Temblores, tensión muscular, hormigueo, dolor de cabeza tensional, fatiga excesiva

Síntomas motores:

  • Hiperactividad
  • Movimientos torpes y desorganizados
  • Movimientos repetitivos
  • Paralización motora
  • Tartamudeo
  • Dificultades de expresión verbal

Síntomas observables:


  • Incertidumbre
  • Conductas de evitación
  • Dificultades para conciliar o mantener el sueño
  • Disfunciones sexuales (exceso o inhibición del deseo sexual)
  • Fumar demasiado
  • Comer en exceso o lo contrario perdida del apetito
  • Beber alcohol en exceso

Síntomas subjetivos o a nivel de pensamiento:

  • Pensamientos recurrentes
  • Obsesiones
  • Preocupación sin motivo aparente
  • Inseguridad
  • Miedo y aprensión
  • Pensamientos negativos, pensamientos de incapacidad y de inferioridad
  • Pensamientos catastróficos
  • Sensación de perdida de control
  • Dificultad para pensar con claridad
  • Dificultad para concentrarse o para tomar decisiones
  • Culpa
¿Cómo tratar la ansiedad?

Nuestro enfoque esta centrado en ir al origen de la ansiedad. En cada persona es diferente, aunque siempre hay un momento en el que se origina, se dispara. Siempre hay una causa, aunque el paciente no la sepa o no la tenga clara. El miedo, la culpa, la timidez, la inseguridad y la baja autoestima, entre otras cosas, pueden ser causantes de ansiedad.

Mediante la escucha activa y la orientación el paciente llega a reducir los síntomas y encontrar los orígenes de su ansiedad, a construir estrategias para afrontar momentos y situaciones que le produzcan ansiedad. El paciente logrará aumentar su autoestima y su seguridad para poder enfrentarse a situaciones de la vida.

Sin medicamentos, sin efectos secundarios, sin ejercicios ni deberes en casa. Mediante la reflexión y el autoconocimiento, la escucha activa y la orientación del paciente para que encuentre por si mismo las soluciones a su malestar.

¿QUÉ ES UN ATAQUE DE PÁNICO O DE ANSIEDAD?